Categories
Hogar

Elementos indispensables para tener un baño moderno

 

 

Las nuevas tendencias, ponen al cuarto de baño en el mismo nivel del resto de los lugares de la casa; dejando de ser la estancia olvidada, son muchos los conceptos que han surgido al momento de renovarle, la mayoría, mezclando a la perfección diseño y funcionalidad. Para los que tienen en mente hacer que el suyo luzca moderno, sin que deje de ser funcional, se traen algunos consejos puntuales.

¿Cómo convertir en moderno, un baño tradicional?

Decoración minimalista y colores neutros, son dos de las ideas que suelen venir a la mente cuando se tiene pensado modernizar cualquier estancia, realidad de la que no escapa el cuarto de baño; si bien ya se tiene parte del camino abonado, ese aire moderno demanda considerar un par de pautas elementales: planificación y orden.

Planificar antes de comenzar:

Tenerlo todo en la cabeza es una cosa, materializarlo otra aún ¡y más difícil! En este sentido, se vuelve crucial la planificación de la obra, requiriendo saber con exactitud, qué se hará, cómo se harás y qué se necesitará para lograrlo; estas tres preguntas deberán responderse en función de la envergadura del proyecto atendiendo cada uno de los aspectos que se pretenden cubrir.

  • Cambios a nivel de fontanería: incluye sustitución de bañeras, cambio de lugar los sanitarios, reemplazo o instalación de nuevas tuberías y griferías, entre otros trabajos similares.
  • Renovación del suelo: la categoría reúne posibilidad de mantener la misma baldosa, reemplazo de azulejos por suelo vinílico, o simplemente pintar los ya existentes para economizar.
  • Mobiliario: maneja la inclusión de nuevos muebles o prescindir de algunos para aprovechar el espacio; del mismo modo, es posible movilizar puertas o instalar mampara en la ducha.
  • Electricidad: corresponde a la necesidad o no de instalar enchufes adicionales, cambios en la iluminación

Todo ello, ha de considerarse desde dos perspectivas; la primera, el aspecto práctico y la segunda, en función del diseño general de la estancia y la concordancia que debe existir entre cada uno, de lo contrario los resultados serán un caos.

Trabajar ordenadamente:

Teniendo claro lo que se pretende hacer, el siguiente paso es establecer el orden que se tendrá al momento de trabajar; si bien el equipo a cargo – recordándose la importancia de contratar una empresa de reforma – se encargará de pautar la entrada en escena de cada  profesional, conviene que el esquema vaya más o menos de la siguiente forma:

  1. Cambios de tipo estructural: la primera parte del proyecto ha de estar destinada a la modificación de tabiques, cambios que mejoren la ventilación, huecos en las puertas o ventanas y similares.
  2. Fontanería y electricidad: el segundo paso será la ejecución de cualquier trabajo de fontanería, así como prepara las paredes y techo con el cableado necesario para terminar la obra.
  3. Revestimientos: contando con paredes, techo y suelo listo, lo que sigue es revestirlos, sea que se opte por superficies de vinil, cerámica o pintar.
  4. Instalación de accesorios: comenzando por sanitarios, para continuar con la grifería en general.
  5. Decoración: terminado el trabajo pesado, lo que resta es darle los acabados a través de puntos de luz y detalles decorativos, que incluyan hasta el mobiliario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *